El Concejo Deliberante aprobó por unanimidad el Presupuesto 2018

El Concejo Deliberante aprobó por unanimidad el Presupuesto 2018
El Concejo Deliberante local dejó aprobado el Cálculo de Recursos y Presupuesto de Gastos
correspondiente al año entrante, el monto estimado es de unos 8.000 millones de pesos con fondos
nacionales y provinciales. La iniciativa fue votada por unanimidad por los 23 concejales presentes,
“Después de un diciembre bastante convulsionado pudimos llegar al último día y aprobar el
presupuesto, una herramienta fundamental que necesita el Ejecutivo para poder gestionar”, dijo Juan
Bernasconi, titular de Cuerpo, y añadió,”, si bien plantearon sus opiniones, acompañaron todos los
bloques políticos de los diferentes partidos. Es un alivio como presidente haber logrado este
consenso”.
“Está perfecto que cada uno pueda dar la opinión que le parece, decir cómo le gustaría gestionar, pero
como dijeron los concejales, la gente votó Cambiemos y obviamente que Cambiemos es el que
desarrolla y diagrama el presupuesto de acuerdo a las prioridades que tiene, pero eso no implica no
escuchar las voces de los demás, así que las voces de los concejales de la oposición serán escuchadas
por el intendente Martiniano Molina, por su equipo y será cuestión de charlas y debates para ver si es
necesario modificar alguna de esas cuestiones que ellos plantean”.

Desafío para 2018
En este contexto Bernasconi afirmó que el mayor desafío es seguir transformando la ciudad, y dar
continuidad a “la gran obra pública que se viene haciendo y terminar las que iniciamos en 2016 y
principios de 2017. Ese sería el desafió, poder brindarle a Quilmes la infraestructura necesaria para que
después se transforme, si Dios quiere, en el lugar donde las empresas e industrias puedan instalarse”.
“Queremos mejorar la salud, mejorar el desarrollo social, mejorar todas las áreas del municipio,
sabemos que todavía falta mucho, hace dos años que iniciamos esta gestión y entendemos que los
vecinos de Quilmes necesitan vivir cada día mejor. Tenemos que ver desde donde venimos y hacia
dónde vamos ahora, encontramos un Quilmes que estaba destruido, estaba aislado, con muchos
problemas, con una marginalidad del doble de la que tiene la provincia de Buenos Aires, esos
problemas hay que ir solucionándolos a lo largo del tiempo, no hay que mentirle a la gente, no hay que
decirle que en cuatro años van a tener el mejor Quilmes, es un proceso y hay que trabajar en políticas
que tengan continuidad”, enfatizó Bernasconi.

Compartir